12.7.19

Aprendiendo a Amanecer

Siempre estamos aprendiendo. Cada despertar es un renacer y eso es, de agradecer.

Cada mañana al despertar podemos recordar sueños, o intenciones por cumplir a lo largo de esta nueva oportunidad que amanece con nosotros, o simplemente podemos saltar de donde sea que dormimos y encarar las horas como una contrarreloj que solo nos afana por conseguir más y más sin realmente ser mejores para nosotros mismos.

Y en todo el proceso del día, nos encontramos con una única manera de enfocar el caminar, desde nuestra verdad únicamente con nuestras decisiones que es la base del sanar, el perdón.

vida es perdonar. Empezando por perdonarnos a nosotros por lo que hacemos, por los posibles errores cometidos que en realidad nos han dado la oportunidad de estar aquí y ahora. Muchas son las veces que no sabes ni cómo hacerlo, o lo opuesto, por qué hacerlo.  Aprender a perdonar, aún sabiendo que el error ha sido cometido y tu estes pagando las consecuencias que ello conlleva es una manera de libertad. Te libera de esa conciencia negativa de pensamientos duros hacia otros, que acaban siendo a ti mismo; o juzgas una situación que es, o ha sido real para una serie de proyectos que de otro modo no habrían sucedido. Por eso es que perdonar te permite ser consciente de tu conciencia para saber dónde estás y hacia dónde quieres ir.

De cada experiencia aprendemos, sanamos y nos amamos más y más.

Siempre enAmor Agradecida ©AsunAdá




No hay comentarios:

HOY dIce así:

Percepciones

Damos vueltas sin conocer el rumbo, sin saber hacia dónde ir, sin ser conscientes de que si nos escuchamos, obtenemos la respuesta. Só...